Calamares a la romana, tradición de la cocina española

Calamares a la romana

Calamares a la romana, todo un clásico de nuestra gastronomía y del que desconocemos de forma exacta por qué se denomina “a la romana” a esta preparación, también se utiliza para otros pescados como la merluza o el bacalao. Se trata de un rebozado que al freír queda muy esponjoso y suave por dentro y por fuera dorado y crujiente, en el interior unos calamares perfectamente cocinados.

Hay varias formas de preparar este rebozado, esta es la forma de preparar los calamares a la romana que se ha hecho siempre en mi casa, que nada tiene que ver con los calamares fritos a los que en algunas zonas de España se denomina “calamares a la andaluza”, como los de este Bocadillo de calamares.

En esta ocasión hemos utilizado unos calamares frescos de Isla Cristina que había en la pescadería, quedan muy tiernos. Si no los encontráis, podéis sustituirlos por calamares congelados. Animaos a hacerlos así porque van a gustar a toda la familia y es que los calamares son uno de los productos que nos ofrece el mar que más juego dan en la cocina y que más ricos están.

Calamares a la romana

Ingredientes

  • 500 gramos de calamares
  • 1 huevo grande
  • 75 gramos de harina de trigo
  • Leche, unas seis cucharadas
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • Sal
  • Harina para rebozar
  • Aceite de oliva virgen o virgen extra para freír

Cómo hacer calamares a la romana

Pasos-calamares-romana

Separamos la yema de la clara, la clara la montamos a punto de nieve y reservamos. En un recipiente ponemos la yema, junto con la harina, la sal, la cúrcuma, la leche y el aceite, mezclamos bien e incorporamos por último la clara montada, mezclamos todo suavemente y reservamos, unos 20 o 30 minutos.

Calamares-romana-pasos

Mientras vamos a preparar los calamares, los limpiamos y nos quedaremos con los tentáculos, las aletas y el cuerpo, que cortaremos en anillas, si las aletas son muy grandes las podemos partir por la mitad. Los escurrimos muy bien y los pasamos ligeramente por harina, después los pasamos por nuestro rebozado y freímos en aceite hasta que estén dorados, por ambos lados.

Sacamos y dejamos sobre papel de cocina, y ya sólo nos queda servir nuestros calamares a la romana,  recién hechos con un poco de ensalada para acompañarlos.

Calamares-romana

Ana María

Ana María es madre de 2 niños. Sus recetas son deliciosa cocina casera que invita a comer ... y sus platos siempre son bien recibidos, porque con sus imágenes paso a paso, cualquiera puede atreverse a cocinar. Colabora en Pequerecetas y también puedes seguirla en su blog Cocinando entre Olivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.