circuito contador

Llagas o aftas bucales y alimentación

3889900683_504c74950f_z

¿Quién no ha tenido alguna vez alguna molesta y dolorosa llaga en la boca?

Las aftas bucales aparecen sobretodo en la infancia y son realmente molestas y dolorosas. ¡Recuerdo  esos palitos rojos que nos hacían chupar nuestras madres para aliviar el dolor!

Las llagas desaparecen en días pero, ¿cómo podemos aliviarlas? y lo más importante, ¿como podemos prevenirlas mediante la alimentación?.

¿Qué son las llagas y por qué aparecen?

Las llagas son lesiones de la mucosa de la boca, de color blanquecino/amarillo y muy dolorosas al contacto con dientes, comida, lengua, e incluso al hablar.

Pueden producirse por

  • Infecciones virales
  • Bacterianas por mala higiene
  • Bajada de defensas
  • Pequeños traumatismos (por ejemplo por una intervención del dentista)
  • Falta de vitaminas y minerales (Hierro, vitamina B12, B2 y ácido fólico)
  • Estrés emocional
  • Cambios hormonales (menstruación)
  • Reacción alérgica a algún alimento

Como prevenir las llagas.

Lo principal es ofrecerle al niño una dieta variada y equilibrada, así como una buena hidratación, usando el agua como bebida principal. Todo esto es esencial para mantener un buen estado de las mucosas.

También se debe mantener una buena higiene bucal teniendo cuidado de no ser demasiado agresivo con la limpieza, ya que se pueden producir pequeñas heridas y estas convertirse en llagas.

El déficit de las vitaminas B2, ácido fólico y el hierro están relacionados con la aparición de llagas en la boca.

  • Vitamina B2: Se encuentra en los cereales integrales (pan, pasta, arroz, harina…), las verduras de hoja verde, la leche y los huevos.
  • Vitamina B12: En carnes, lácteos y marisco.
  • Ácido fólico: Se encuentra principalmente en las verduras de hoja verde y las legumbres.
  • Hierro: Los alimentos más altos en hierro son los cereales integrales, el germen de trigo, la levadura de cerveza, las legumbres, frutos secos, acelgas, canónigos, cardo, coles de Bruselas, endivias, espinacas, col lombarda, perejil, ajo, col, yema de huevo, marisco, pescado y carne.

Para mantener un buen estado de las mucosas es importante hacer una dieta rica en:

  • Omega 3 y omega 6: El omega 3 es hidratante de las mucosas y además es antiinflamatorio. Lo podéis encontrar en alimentos como el pescado azul, el aceite de girasol y los frutos secos.
  • Betacarotenos: Calabaza, melocotón, zanahoria, melón… es decir,  alimentos de color anaranjado.Como dijimos en el artículo de los “10 superalimentos” el polen es un buen aliado para mantener a raya las aftas bucales, ya que es rico en betacaroteno, vitaminas y aminoácidos y mantiene las mucosas en buen estado.
  • Vitamina C: Naranja, limón, pomelo, fresas, mandarina, pimiento… Recordad que la vitamina C se pierde con el calor, por tanto los alimentos crudos tendrán más cantidad.

Tiene aftas, ¿qué puede comer?

  • Es normal que coman muy poquito. Caldos y purés suaves es lo mejor que podéis ofrecerles.
  • En algunos casos aceptarán tortillas, hamburguesas y pescado ya que no producen demasiada fricción en la mucosa.
  • Alimentos fríos como gelatina, natillas o flanes pueden aliviarlos.
  • Evitad alimentos secos como tostadas, galletas, corteza de pan… ya que les producirá más dolor.
  • También hay que evitar alimentos ácidos como cítricos, yogures ácidos, vinagre, tomate…
  • La sal tampoco es recomendable ya que aumentaría el escozor.

La gingivoestomatitis herpética

Esta enfermedad nada tiene que ver con las llagas “normales” que pueden salir por las razones que antes hemos mencionado, aunque uno de sus síntomas son aftas bucales muy dolorosas.

Es producida por un virus de la familia del herpes. A parte de las llagas en el paladar, lengua y encías, el niño presenta fiebre alta, dolor de garganta, irritabilidad, falta de apetito, y dolor de cabeza.

Suele presentarse en niños menores de 5 años y es contagioso. En estos casos el pediatra debe medicar al niño. El dolor en la boca es muy intenso y puede durar 2 semanas.

Como veis estos días son críticos, debemos ponernos en su lugar y comprenderlos, dejar que coman lo que quieran y puedan, y cuando desaparezcan las lesiones empezar a ofrecerles una dieta normal.

Imágenes: khrawlingsLoyal O.A.K y Ana María.

Sílvia

Soy Diplomada en Dietética y Nutrición, especializada en Nutrición y Obesidad y Alimentación infantil y adolescente. Mi experiencia como nutricionista y madre de 2 niños me permiten asesoraros en Pequerecetas. Si deseas preguntarme sobre un caso particular puedes hacerlo en mi consulta de Equilibra’t o Facebook

Un comentario sobre “Llagas o aftas bucales y alimentación”

    1
  1. Gracias por la información que esta muy buena.

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)
 

cforms contact form by delicious:days



Blogroll

  • Decopeques
  • Kireei
  • Kidsrezepte
  • Muchobaby Embarazo Bebes
  • Cocinando Entre Olivos
  • Pequeocio
  • Qué divertido
  • Fiestas y Cumples