circuito contador

Sopa de ajo, ¡un plato ideal para el invierno!

sopa-de-ajo

¡Qué rica está la sopa de ajo! ¡Y qué fácil de preparar! Este plato de cuchara os reconfortará en los días fríos de invierno, una sencilla sopa con un sabor espectacular.

Aunque la receta indica que la sopa es de ajo, no os preocupéis porque tiene un sabor delicado, para nada abrumador. Veréis que se trata de una sopa deliciosa y muy económica.

Es ideal para cenar. Por la noche, una taza bien caliente de esta sopa ¡es una maravilla! Probadla y contadnos qué os ha parecido. Su toque a pimentón la hace muy especial, ¡ya lo veréis! 

Sopa fría de melón con jamón

Sopa de melon con jamon

Sopa fría de melón con jamón, una de las recetas que se repite en mi casa bastante durante todo el verano. Se trata de un plato muy sano a base de melón, una fruta que junto con la sandía son las reinas del verano.

El melón es una fruta con un contenido elevado de agua por lo que es perfecto para hidratarnos los días de calor. Además, contiene muchas propiedades y pocas calorías. Una vez abierto debemos mantenerlo en el frigorífico, bien tapado, ya que absorbe todos los olores de la nevera.

Usaremos un melón maduro para elaborar esta sopa fría de melón con jamón ya que así el contraste entre el dulce de la fruta y el resto de sabores será perfecto. ¡Os va a encantar!

6 recetas de sopa, ¡qué calentitas!

6 recetas de sopa

El invierno ya está a la vuelta de la esquina… Y no hay nada mejor para entrar en calor que una rica y suculenta sopa. Por eso, hoy os presentamos una recopilación de sopas calentitas, perfectas para disfrutar en familia.

Concretamente encontraréis 6 recetas de sopas, desde la sopa de cebolla y la sopa de tomate hasta la sopa Minestrone, de origen italiano, la sopa de ajo o castellana, la sopa de pescado y la sopa de marisco.

¿Os apuntáis con estas recetas de sopa? A mí se me está haciendo agua la boca… Para verlas podéis ir pasando con las flechas de abajo, luego tan sólo tenéis que pinchar en los enlaces o en las imágenes.

Gazpacho de fresas

Gazpacho de fresas

¿Habéis probado alguna vez el gazpacho de fresas?… Cuando empieza a llegar el buen tiempo, empieza la temporada del gazpacho, en mi casa se prepara todas las semanas y siempre es un plato delicioso y nutritivo, pero si queréis variar la receta tradicional y darle un toque novedoso, el gazpacho de fresas que os presentamos hoy es una estupenda alternativa ya que las fresas le dan un toque algo dulce que os sorprenderá.

Así que no lo dudéis y aprovechad para hacer recetas con fresas antes de que se acabe la temporada… batidos de fresa, tarta de fresa, incluso ensalada de pasta con fresas… ¡esta fruta es deliciosa y hay que aprovecharla!

Cómo hacer lentejas de ‘Las Mil y Una Noches’

milyunanoches8-560

Esta receta de lentejas con este nombre tan sugerente, “lentejas de las mil y una noches“, tiene también un origen bastante singular, y es que la receta proviene de un convento de un pueblecito alemán donde al parecer las monjas preparan esta receta muy a menudo en los meses de invierno. Cómo llego allí y de donde procedía la receta es un misterio, pero por casualidades de la vida la receta para hacer lentejas de Las Mil y Una Noches (que es como las bautizamos nosotros), llegó a nuestras manos y desde que la probamos se ha convertido en una receta habitual en nuestra casa por su sencillez y el sabor tan espectacular que tiene.

Además, su bonito color la hace muy atractiva para esas ocasiones en que tenemos invitados y queremos impresionarles con una sopa original y deliciosa, pero no disponemos de mucho tiempo.

El nombre de las “mil y una noches” evoca al Oriente Medio y a los famosos cuentos de Sherezade, y es que es una receta de clara influencia árabe al utilizar un tipo de lenteja, las lentejas naranjas, que son típicas de la cocina de Oriente Medio (aunque también podéis utilizar lentejas amarillas, de origen asiático), así como especias como la curcuma y el curry que le dan un sabor y un color tan peculiar a esta sopa.

Lo particular de estas lentejas naranjas es que no tienen piel, lo que facilita su digestión, las hace ideales para los niños y necesitan menos tiempo que las lentejas normales para su cocción. Son de un tamaño similar al de las lentejas pardinas y una gran fuente de hierro y zinc. Aunque no tan habituales en nuestra gastronomía, se encuentran habitualmente en herbolarios y es cada vez más frecuente encontrarlas en los grandes supermercados, y si no las habéis probado os recomendamos hacer el pequeño esfuerzo de buscarlas, porque seguro que también añadiréis estas lentejas a vuestro menú semanal.



Blogroll

  • Pequeviajes
  • Kireei
  • Kidsrezepte
  • Muchobaby Embarazo Bebes
  • Cocinando Entre Olivos
  • Pequeocio
  • Qué divertido
  • Fiestas y Cumples